Deporte para un cerebro más sano

Con motivo del fallecimiento de ese gran curioso divulgador que fue Eduard Punset, aprovechamos para compartir algunas notas sobre el episodio de su programa Redes “Deporte para un cerebro más sano”.

El ejercicio físico tiene un impacto positivo y muy saludable sobre el cerebro, la salud física redunda en una mejor salud mental. Este podría ser un buen resumen del programa.

A continuación, aquí van algunos apuntes de su entrevista con el neurólogo Fernando Gómez-Pinilla. Merece la pena echarles un buen vistazo.

-Nuestros genes están ansiosos de ejercicio.

-El ejercicio físico es un escudo protector de nuestro cerebro y un estimulador del aprendizaje y de la memoria.

-El ejercicio aumenta la plasticidad de nuestro cerebro y ayuda a la comunicación entre neuronas.

-El ejercicio genera una proteína, BDNF, que hace crecer nuevas conexiones cerebrales, genera esa capacidad plástica de adaptarse a distintas situaciones.

-A través del deporte continuado obtenemos mayor plasticidad cerebral, más capacidad de nuestro cerebro de adaptarse a nuestro entorno.

-Nuestro cerebro se formó a través del ejercicio. Hay genes que necesitan que hagamos deporte para funcionar bien.

-La falta de ejercicio es un factor de riesgo para el alzheimer, el parkinson y otras enfermedades degenerativas, la depresión o las enfermedades bipolares.

-Para obtener los beneficios, el deporte debe ser continuado.

-Cada vez que hacemos algún deporte se estimulan las conexiones entre neuronas.

-No hay ninguna pastilla que sustituya al ejercicio. El ejercicio es mucho más que una píldora, son muchas cosas funcionando al mismo tiempo. Son miles de años de evolución.

-Dormir favorece también la plasticidad cerebral.

-Lo que comemos también influye en nuestro cerebro.

-Los ácidos grasos omega 3 son esenciales para nuestro cerebro. Provienen principalmente del pescado (se encuentra en concentraciones 10 veces mayores que en los vegetales). La vida proviene del mar, lo que proviene del mar nos da vida.
Tiene un efecto curativo sobre la dislexia, la depresión, el desorden bipolar, la demencia y la esquizofrenia.
Es el mayor componente estructural de nuestro cerebro.

-El ácido fólico también es muy importante para nuestro cerebro. Lo obtenemos principalmente de las verduras de hoja verde, también de otras verduras, de frutas cítricas, frutos rojos o legumbres.

-Incluso cuando nos hacemos mayores, el cerebro tiene la capacidad de generar nuevas neuronas en algunas regiones y, sobre todo, de establecer más sinapsis o conexiones entre ellas. Esto se puede estimular, no importa a qué edad, con el deporte.

Si queréis ver el episodio completo, podéis acceder a él a través de este enlace, de RTVE, o de este otro, de YouTube.

Como ya comentamos en un anterior artículo de nuestro blog, La cerebración del movimiento, el cerebro aprende a través del movimiento y distintos tipos de ejercicios físicos producen distintos beneficios a nuestro cerebro.

Cuanto más variado sea nuestro movimiento, mayores estímulos le estaremos dando a nuestro cerebro.

Si solo salimos a correr, por ejemplo, llega un momento que nuestro cerebro también se adapta a ese mismo movimiento repetido y ya no le supone apenas un estímulo.

Para estimular a tu cerebro de verdad, muévete mucho y de forma muy variada, aprende nuevos movimientos cuando ya controles otros.

Estamos hechos para movernos, también nuestro cerebro.